domingo, 6 de marzo de 2011

Andrea Alvarez en Samsung Studio

Noche de estreno la de ayer para Andrea Alvarez. Estreno en el escenario del Samsung, de banda acompañante (al menos para shows propios) y de presentación del DVD gratuito que desde hace unas pocas semanas se puede descargar de su web www.andreaalvarez.com Y noche de cierre también. Porque el DVD significa también un paso adelante después de “Doble A”, el disco que editara en 2008. Expectativa por ver como sonaba la banda en un sitio ideal y por escucharla a Andrea en vivo después de aquella, ahora lejana, presentación del disco en Niceto.
Antes que nada, de qué se trata el DVD? De ocho temas grabados en vivo en el estudio ION y que funcionan como una especie de Andrea Alvarez from the basement. Comunión absoluta entre los músicos en un ambiente de intimidad. Allí en donde si no hay chispa ni magia, no hay manera de disimularlo. Ocho temas incluyendo un cover de Pappo, colaboraciones (Mariano Martinez de Ataque 77 y Richard Coleman) y el debut de la nueva formación del trío.
Con el antecedente de haber visto el video, tenía las mejores expectativas, y solo bastó el arranque con “Alter ego” para confirmar que no me iba a desilusionar. Energía y electricidad fulminantes. Lamentablemente un problema en el monitoreo de Andrea accidentó el comienzo y entonces con “Calladitos” fue como si el show hubiera empezado de nuevo. Y entonces sí que no hubo respiro. Siguieron “Dormís?” y “Esa belleza” del disco de 2006 en versiones atronadores. Aunque el disco “Doble A” ya mostraba un sonido demoledor, esta banda sube la apuesta y mejora la performance. Puede que la acústica del Samsung me lleve a ser injusto con el trío anterior, pero esa es la impresión que me quedó. Una ráfaga de rock primal, sanguíneo y brutal.
La banda incluye, además de Andrea en batería y voz, a León Peirone en la guitarra y al neoyorquino Lonnie Hillyer en el bajo, quien incluye en su currículum haber trabajado con, entre otro, Gordon Gano de Violent Femmes. Andrea, enfundada en leopardo, dirige al trío desde el centro del escenario, marca los tiempos y los climas, mira cómplice a Lonnie a quien tiene a sus espaldas, y canta en una especie de aullido agudo que no hace más que acrecentar la potencia del resultado final . Claro, esto solo cuando corresponde, porque también baja el tono en la interpretación de “Melody”, un remanso en medio de tanto ímpetu rockero. Pasan un “Doble A” irresistible y “Sapo”, una furiosa desmitificación de cuentos encantados (Sapo hermoso, ven hacia mí. Dame un beso y quédate así). Imposible no contagiarse la energía. Perdón, pero voy a exagerar un poco: si Jack White hubiera estado anoche en San Telmo le una patada en el orto a Meg y la tira al medio del océano.
Debo reconocer que extrañé “Aleluya”, pero sin Coleman no hubiera sido lo mismo. De hecho no hubo invitados a pesar que las colaboraciones en el disco y el DVD sugerían alguna presencia adicional. El final estuvo a la altura del show y dobló la energía en todo sentido. “Brindemos” (de “Dormis?-2006) mostró un Lonnie Hillyer descomunal, y “Estás muerto” es el compendio perfecto de todas las virtudes del grupo: un rock salvaje y visceral. El adjetivo aplanadora tiene dueño por estas tierras, pero ayer el trío de Andrea Alvarez lo tomó prestado y le hizo justicia.
Me acuerdo que cuando escuché por primera vez “Doble A”, en lo primero que pensé fue en Pappo’s Blues. Por eso cuando el show cierra con el cover de “Algo ha cambiado”, aquella imagen inicial tuvo su confirmación. El tema le sienta perfecto a la banda y resulta un broche extraordinario para el show. Y una inspiración para el resto de la noche. Porque en la esquina del pasaje 5 de Julio está la parrilla “El General”, y ya se sabe: Pappo y Perón, un solo corazón. Así que abandoné el Samsung y recalé en la parrilla, para que la bondiola y Hugo del Carril sean los encargados de ponerle a la noche el moño que se merecía.
Publicar un comentario