miércoles, 25 de marzo de 2009

Radiohead en el Club Ciudad

Llegué al Club Ciudad cuando Diego Frenkel invitaba a Fernando Ruiz Diaz, de Catupecu Machu. Quedaban apenas dos temas del show de La Portuaria y a esa hora la prioridad eran los baños químicos y la provisión de agua, con lo cual poco puedo decir sobre la única presencia nacional en el escenario mayor del Festival Quilmas Rock en su primera fecha. Sí pude ver íntegro el show de Kratwerk, que resultó mucho más que un aperitivo. Los alemanes, con un solo integrante original (Ralf Hütter) desde la salida de Florian Schneider, hicieron versiones compactas de buena parte de sus hits y en sintonía con las imágenes que los acompañaban en las pantallas, completaron un show preciso y contundente. Abrieron con “The man machine”, y antes del cierre con “Music non stop”, pasaron “Tour de France”, “Autobahn”, “The model”, “Trans Europe express”, “Computer world” y “Radioactivity”, entre otros.
Pero la expectativa estaba puesta en Radiohead, y hubo que esperar alrededor de cuarenta minutos para que los de Oxford suban al escenario. Y a partir del comienzo con “15 steps” lo que siguió fue éxtasis absoluto. Porque de inmediato sonaron los primeros acordes de “Airbag”, el tema que abre aquella obra maestra que es “OK computer”, y el show comenzó a transitar entre tramos de increíble intensidad alternados con explosiones eléctricas demoledoras. La puesta ya conocida de la gira, basada en esa especie de estalactitas luminosas que cubren la parte superior del escenario funciona como complemento perfecto para cada uno de los climas: tenue y contenedora en “All I need”, alucinante y apocalíptica en “The Nacional Anthem” o “Bodysnatchers”.
La voz de Tom Yhorke, que se mostraba en excelente estado desde el primer tema, a la altura de “Nude” ya era decididamente sublime. Y Jonny Greenwood comandaba una banda precisa y preciosa, que apoyada en un sonido que permitía no perder ningún detalle, repetía a la perfección los arreglos de los temas de “In rainbows”, pero en versiones que redoblaban en potencia a las originales. Justamente su último trabajo fue el centro del show (solo dejaron sin tocar “Faust arp”), que se completó con temas de toda la trayectoria de la banda. En distintos momentos fueron sonando “Karma police” (de los más cantados por el público), “Kid A”, “The gloaming”, “Jigsaw Falling Into Place” y una seguidilla que por sí sola bien pudo haber devuelto el costo de la entrada: el encanto de esa hermosa canción de cuna que es “No suprises”, seguida de la introspección y melancolía de “Pyramid song” y “Street spirit”. El final fue con un Tom Yhorke poseído haciendo “Idioteque” y la electricidad desbordante de “Bodysnatchers”. Pero cada país y cada show tiene sus particularidades, y Radiohead decidió no ignorar que estaba tocando en Buenos Aires en el 33º aniversario del último golpe de estado que dio inicio a la sangrienta dictadura, y aunque hasta ese momento su contacto con el público se había limitado a algunos holas y muchas gracias, por un breve texto leído por Ed O´Brien expresaron su solidaridad con las víctimas y sus familiares, y les dedicaron el emotivo final con “How to disappear completely”.
Los bises no hicieron más que terminar por decorar un show que permanecerá imborrable para quienes tuvimos la suerte de poder presenciarlo. La primera tanda arrancó con “Videotape”, para continuar con una versión contundente y explosiva de “Paranoid android”, seguir con la hermosa “House of cards” y cerrar con “Reckoner”. La segunda fue la que dio lugar a las sorpresas, ya que tocaron tres temas que no venían incluyendo en los set list de sus shows en Mexico y Brasil: “Planet telex” de The Bends, “Go slowly” (tema incluido en la edición especial de “In rainbows”), y una demoledora “2+2=5” de “Hail to the tief”. El cierre fue con una versión acelerada y casi dance de “Everything in its a right place”, para luego de una amague, despedirse definitivamente con “Creep”, aquel primer hit con el que la banda no se termina de amigar, pero que han vuelto a tocar como concesión a los fans.
Para quienes presas de la ansiedad nos tomamos el trabajo de buscar las listas de temas de los últimos shows sabemos que en la elección del de anoche quedaron afuera maravillas como “Fake plastic trees”, “Lucky”, “Exit music” o “Talk show host”, pero claro, lo tenemos asumidos: somos insaciables. Y por otra parte, si se trata de pedir, que se vengan a Parque Chacabuco y que ensayen en el fondo de casa. Eso sí que no estaría nada mal.
Publicar un comentario